Horario de atención: Lunes a viernes de 9:30 a.m. a 12:30p.m. y de 1:30p.m a 6:00 p.m. Sábados de 9:30 a.m. - 2:00 p.m.

REBALLING / Mi portátil enciende y no da video

Uno de los daños más comunes que encontramos en los computadores portátiles actuales, es la mala comunicación entre el Chip de video (GPU) y la board. Este daño se soluciona fácilmente con un REFLOW, es decir, fundiendo las esferas de estaño de los chip de video para corregir la comunicación de aquellas que no esten realizando la comunicacion de una manera parcial o total con la board, sin embargo, esta es una opcion poco fiable, dado que, si las esferas de estaño estan cristalizadas o el ciruito impreso se encuentra en mal estado, es muy probable que el computador portátil vuelva a fallar.

La reparacion ideal para este daño es un REBALL o REBALLING o en español REESFERAR. Esta es una técnica utilizada para remover y volver a colocar un componente electrónico tipo BGA, cuyos puntos de contacto con las pistas de la board, están ubicados por debajo del componente mismo.

Porque escoger el reballing en comparación con el Reflow (fundir las esferas de estaño, sin cambiarlas), por que en la mayoría de los casos el daño está en la soldadura (cristalizada o con perdida de propiedades) y hasta no ser cambiada, la reparación será solo temporal. El reballing es la solución de raíz, dado que la soldadura cristalizada o que ha perdido sus propiedades conductivas, es cambiada totalmente por una nueva y de mejor calidad. Es de anotar que los equipos que han sido sometidos varias veces a Reflow (rectificación de soldaduras) tienen pocas probabilidades de tener reparación asi sea con un reballing, dado que, a mayor número de veces de Reflow, mayor deterioro de la baquelita y pistas de la board.

Cuando hablamos de solucion de raiz, hacemos referencia al problema de las soldaduras cristalizadas, realmente, los equipos que presentan este daño, siempre estaran propensos a volver a fallar, hay que tener en cuenta que hasta comprando una board nueva, las espectativas de vida son en promedio 2 años, despues de los cuales puede fallar nuevamente esta board NUEVA. El problema radica en adquirir equipos con tarjetas aceleradoras de video, dado que, debido a su alto rendimiento, el consumo de potencia es elevado y dicha potencia se disipa en calor. El disipador y el ventilador mantienen las condiciones de trabajo adecuadas para el GPU, sin embargo, con el paso del tiempo las soldaduras de su interface tienden a cristalizarse y el circuito impreso a deteriorarse y deformarse al punto de desprenderse parcialmente de la baquelita o impreso.

Este problema se evidencia en mayor medida en los chip de video Nvidia o ATI, debido a que su alto rendimiento va ligado a un exceso de calor o temperatura, a la cual es sometido en condiciones normales de trabajo, es de anotar que este daño es imperceptible a la vista y se ha incrementado por los malos hábitos y/o ambientes en los cuales son utilizados los computadores portátiles, tales como, trabajar los equipos sobre las piernas, almohadas, cojines o cualquier otro objeto que obstruya el flujo de aire a través del Cooler y el disipador o sistema de refrigeración del portátil. Adicionalmente un ambiente cargado de polvo, pelos, lanas, entre otros, ocasiona la obstrucción los canales de la rejilla del disipador, lo que se ve reflejado en calentamiento excesivo del portátil y posteriormente en el daño de dichas esferas de estaño.

Este problema se identifica facilmente si su computador portátil presenta los siguientes síntomas:

Encienden los leds indicadores, pero la pantalla permanece sin dar imagen.
El equipo se bloquea continuamente y ya se descartó cualquier problema de virus, software, memoria RAM, disco duro…
La pantalla se pone blanca o se tilda (rayas o cuadros) y el equipo deja de trabajar.
El portátil se apaga continua o esporádicamente y ya se realizó mantenimiento general.
Cuando el sistema operativo se va a hibernar y lo intentamos iniciar de nuevo, la pantalla se queda apagada o encendida pero sin imagen.
En ocasiones no funciona o el equipo no reconoce los siguientes componentes: puertos USB, unidad óptica, disco duro, teclado, entre otros…
La Wifi o red inalámbrica, funciona esporádicamente o no es reconocida por el sistema operativo.
La unidad óptica en ocasiones no es reconocida por el portátil o el equipo no reconoce ninguna unidad que se le instale.